Greetings from Sister Marlita /Saludos de Sister Marlita

When is the last !me you prepared for an important event in your family? Maybe it was a graduation, or a wedding, or the birth of a child. Or possibly it was to celebrate a new job, or the buying of a house. God prepared for his Son’s coming long before Old Testament prophets and leaders existed. When God was about to send his only Son to earth to teach us and guide us into God’s kingdom of love, peace and joy, he first sent someone to prepare for this coming. In the Gospel today we are told about that someone, Jesus’s cousin and last of the prophets, John the Baptist.


John called the people to REPENT of their sins and change their ways if they were not living as God wanted. Many even thought maybe John himself was the Messiah. However, John knew his calling…to be a voice calling us to be ready for the One so much greater than he was.


We are about to celebrate the greatest event in the history of the world: The Son of God took on our human nature in order to teach us of God’s love for us. Jesus came to heal us and free us from our sins and to share everlasting life.


How can we prepare? Perhaps we need to STOP doing things that take us away from the path of love. Or maybe we need to ADD some quiet !me to our day (5 minutes?) to hear God speaking to our hearts and to act on God’s message to us. May your Advent be fruitful and joy filled. There’s an old song whose refrain is: “May I think MORE of my neighbor, and a little LESS of me.’


Sister Marlita Henseler


¿Cuándo fue la úl!ma vez que se preparó para un evento importante en su familia? Tal vez fue una graduación, una boda o el nacimiento de un hijo. O posiblemente fue para celebrar un nuevo trabajo, o la compra de una casa. Cuando Dios estaba a punto de enviar a su único Hijo a la !erra para enseñarnos y guiarnos al reino de amor, paz y gozo de Dios, primero envió a alguien para prepararnos. por esta venida. En el Evangelio de hoy se nos habla de Juan, el Bau!sta. Dios se preparó para la venida de su Hijo mucho antes, a pesar de que el profeta y los líderes del Antiguo Testamento, pero su primo, Juan el Bau!sta, fue el úl!mo de los profetas.


Juan llamó a la gente a ARREPENTIRSE de sus pecados y cambiar sus caminos si no vivían como Dios quería. Muchos incluso pensaron que tal vez el mismo Juan era el Mesías. Sin embargo, John conocía su llamado ... ser una voz que nos llama a estar preparados para Aquel que es mucho más grande que él.


Estamos a punto de celebrar el mayor acontecimiento de la historia del mundo: el Hijo de Dios asumió nuestra naturaleza humana para enseñarnos el amor de Dios por nosotros. Jesús vino para sanarnos, liberarnos de nuestros pecados y compar!r la vida eterna.


¿Cómo podemos prepararnos? Quizás necesitemos DEJAR de hacer cosas que nos alejen del camino del amor. O tal vez necesitamos AGREGAR un momento de tranquilidad a nuestro día (¿5 minutos?) Para escuchar a Dios hablando a nuestro corazón. Y actuar según el mensaje de Dios para nosotros. Que tu Adviento sea fructifero y lleno de gozo. Hay una vieja canción cuyo estribillo es: "Que pueda pensar MÁS en mi vecino y un poco MENOS en mí".


Hermana Marlita Henseler

Featured Posts